Ingredientes:

250 g de harina de garbanzos
1 cucharadita de sal
3/4 l de agua
3 cucharadas de aceite
2 yemas
aceite cantidad necesaria

Modo de Preparación:

Colocar la harina de garbanzos y la sal en un bol. Agregar poco a poco el agua batiendo con un batidor. Sin dejar de batir, añadir el aceite y las yemas. Dejar descansar entre 2 y 3 horas. En el momento de utilizar, aceitar generosamente una placa o pizzera, distribuir la mezcla y cocinar en horno moderado hasta dorar.
Secretito: conviene tamizar la harina de garbanzos
antes de utilizarla para que no forme grumos. La pasta debe quedar algo chirle. Si fuera necesario, agregar o disminuir la cantidad de agua indicada. Al distribuir la pasta en la asadera debe quedar fina. Por lo tanto, hacerla en una placa grande. El horno debe estar caliente para lograr un color parejo y se cocine de ambos lados..