selva negra copy

Esta torta es un clásico de la repostería alemana, ésta es mi adaptación de la receta, fue realizada en un molde de 20 centímetros de diámetro, porque la quería realizar bastante alta, igualmente se puede usar un molde de 24 centímetros y salen 8 porciones. Utilicé cerezas en almíbar que tenía en conserva, pero también se pueden realizar con cerezas al marrasquino o frutillas frescas que casi se pueden conseguir todo el año.

Ingredientes:

85 gramos de manteca derretida
6 huevos
175 gramos de azúcar
125 gramos de harina 0000
50 gramos de cacao amargo en polvo
1 cucharadita de polvo de hornear
1 cucharadita de esencia de vainilla
400 gramos de cerezas en almíbar (ver receta)
1 taza del almíbar de las cerezas
1/2 copita de kirsch o licor de cerezas.
600 gramos de crema de leche
6 cucharadas de azúcar impalpable
100 gramos chocolate negro.

Modo de preparación:

Precalentar el horno 180 grados. Enmantecar el molde y cubrir con papel manteca tanto el fondo como el aro del molde.
Poner los huevos y el azúcar en un bol y éste dentro de una cacerola o bol más grande con agua caliente como para hacer un baño María.
Batir hasta que blanquea y espesa (más o menos unos 10 minutos). Retirar la cacerola o bol de agua caliente y continuar batiendo al menos 2 minutos más o hasta que se enfríe.
Tamizar la harina,el cacao y el polvo de hornear.
Añadir a la mezcla líquida y remover con ayuda de espátula.
Incorporar la manteca derretida y la esencia de vainilla.
Verter la preparación en el molde y llevar al horno por aproximadamente 40 minutos o hasta que veamos que la torta se comienza a separar de los lados del aro del molde.
Desmoldar la torta sobre una rejilla metálica y cubrir con un repasador. Dejar enfriar.
una vez frío cortar la teta en tres capas con un cuchillo de sierra y realizando movimientos largos.
Mezclar el almíbar con el kirsch y rociar cada capa de torta con esta mezcla.
Picar las cerezas.
Rallar 50 gramos del chocolate negro y reservar.
Derretir los otros 50 gramos de chocolate y reservar.
Batir la crema con el azúcar impalpable a punto chantilly.
Disponer en un plato de presentación una capa de torta cubrir con crema, esparcir con la mitad de las cerezas picadas. Repetir con la segunda capa la misma operación.
Cubrir con la última capa de torta, con el lado cortado hacia abajo, para que nos quede la parte más lisa para arriba, esto nos facilitará al momento de decorar.
Untar toda la torta con la crema con ayuda de una espátula o lengua de pastelería.
Con ayuda de un cuchillo de untar, decorar con el chocolate derretido a los lados, como haciendo un efecto mármol.
Llevar la torta por una hora para que la crema se seque un poco.
Para terminar con la decoración, sacar la torta de la heladera y espolvorear con el chocolate rallado en la superficie de la torta.
Hacer unos picos con crema y terminar la decoración de la torta selva negra con cerezas en almíbar o frescas en el centro.