Fin de semana y querés hacer algo que no te lleve mucho tiempo  por eso nada mejor que improvisar un poco haciendo estas canastitas de Espinacas, ricota y queso super-rápidas y sencillas.

Ingredientes para 12 canastitas:

Tapas de empanadas 12

Cebolla mediana a chica 1

Espinacas o acelgas 300 gramos ( pueden ser frescas o congeladas)

Ricota 150 gramos

Queso mozzarella en trocitos pequeños 100 gramos

Sal y pimienta a gusto.

Modo de preparación:

Precalentar el horno a 180 grados.

Cortar la cebolla en cubitos y llevar a un sartén al fuego con una cucharada de aceite de oliva , sartenear hasta que la cebolla quede tierna y transparente. Reservar en un plato

En la misma sartén colocar las espinacas o acelgas unos minutos hasta que queden tiernas. Si utilizás verdura congelada realizás el mismo procedimiento.

Escurrir el agua  que suelta la espinaca o acelga y dejarla enfriar. A continuación la picaremos un poco.

En un bol mezclar la ricota, añadir sal y pimienta a gusto, incorporar la verdura picada y la cebolla también. Mezclar bien y reservar.

Armado:

Para hacer las canastitas yo utilicé un molde para muffins o cupcakes ( estos que son rectangulares y vienen con 12 cavidades o más) , pincelar con aceite un poco la base y los lados de los moldes, y disponer las masa de empanadas haciendo unos pocos pliegues para ir dando la forma deseada. A continuación rellenar con la mezcla y por último añadir unos pedacitos de queso mozarella en cada canastita.

Llevar al horno por unos 20 a 25 minutos aproximadamente ( siempre depende de tu horno) , cuando toman un color dorado será señal que  las canastitas estarán listas para sacarlas del horno.

Consejo: enfriar unos minutos antes de poder degustarlas porque el relleno te puede quemar bastante.