Hoy croquetas! la típica comida de aprovechamiento  de sobras que nunca debe faltar en tu recetario.

Estas están hechas  de pollo al horno que sobró, pero las podrías hacer también de pollo a la parrilla , hervido o también de cualquier carne que te haya sobrado. El secreto es hacerlas con tiempo ya que tienen su truco para que te queden cremosas por dentro y crujientes por fuera.

Ingredientes:

Pollo cocido: 300 gramos «Sin huesos»
Aceite: 2 cucharadas
Manteca: 30 gramos
Cebolla : 1/2  picada muy fina
Harina : 170 gramos
Leche: 800 ml
Sal, pimienta y nuez moscada a gusto.

Para Rebozar:
Huevos: 2
Leche: 1/2 taza

Harina  cantidad necesaria.

Pan rallado cantidad necesaria.

Calentar la leche ( microondas o al fuego )

En una sartén grande «me gusta usar una sartén porque es más fácil de mezclar,  y si es un poquito alta , mejor; sino podés usar una cacerola. Verter el aceite y la manteca, cuando esté derretida añadir la cebolla picada y rehogar unos minutos,  a continuación agregar la harina y sin dejar de revolver cocinamos todo unos minutos a fuego bajo, incorporar la leche caliente poco a poco sin dejar de revolver para que no queden grumos, cocinando por unos minutos más.

A continuación  añadir  el pollo cocido bien desmenuzado,  la sal, la nuez moscada y la pimienta, y seguimos cocinando todo a fuego lento sin dejar de revolver hasta que nos quede una bechamel bien espesa.

Dejamos enfriar un poco, colocamos la bechamel en una manga pastelera y la guardamos en la heladera hasta el día después, si no tenés manga podés poner la mezcla en un bol o fuente y taparlo con film de cocina.

Una vez bien fría la mezcla  te voy a decir como hacerlas si las haces con manga:  empieza haciendo una tira larga de bechamel, cortar las croquetas de aproximadamente 5 a 6 centímetros , a continuación pasarlas primero por harina , luego por huevo batido y por último por pan rallado.

Si las hacés sin manga: Formar las croquetas con  ayuda de 2 cucharas soperas, y repetís el mismo procedimiento: primero pasarlas por harina, huevo y pan rallado.

Así mismo las podés congelar y almacenar en recipientes o bolsas para freezer hasta el momento de freírlas.

Cuando las vayas a freír , te recomiendo que uses abundante aceite para que las croquetas queden bien hechas y crujientes. La puedes hacer perfectamente sacándolas del freezer y directo al aceite.