Ingredientes para 4 porciones:

Berenjenas medianas 3
Sal gruesa para las berenjenas cantidad necesaria
Aceite para freír cantidad necesaria
Cebolla 1
Aceite 2 o 3 cucharadas.
Tomate triturado o puré  300 ml
Ajo 1 diente
Queso mozzarella o cualquiera que se derrita 200 gramos
Hojas de albahaca
Queso rallado 100 gramos

Modo de preparación:

Comenzamos haciendo la salsa : en un sartén con una cucharada de aceite, colocar el ajo y la cebolla finamente picados. Sofreír unos minutos y añadir el   tomate triturado. Salpimentar a gusto y dejar que hierva hasta que quede denso y reduzca un poco. Apagar el fuego y añadir unas hojas de albahaca para que perfume nuestra salsa.

Cortar las berenjenas en finas fetas de cerca de 1 centímetro de espesor. Ir disponiendo las  berenjenas cortadas dentro de un colador  capas esparcir sal gruesa haciendo capas de berenjena y sal. Dejarlas al menos media hora para que suelten el jugo y por consiguiente el amargor característico de las berenjenas.Colocar un recipiente o cacerola debajo del colador para que el jugo escurra.

Pasado el tiempo, enjuagar las berenjenas con abundante agua, escurrirlas y secarlas con papel de cocina o un repasador para que queden bien secas.

En un sartén grande verter el aceite para freír , cuando haya alcanzado la temperatura freír las berenjenas de un lado y otro. Retirarlas del aceite sobre un papel absorbente de cocina. Si se desea una variante más saludable se podría reemplazar este paso de  freír las berenjenas por grillarlas en una bifera o plancha grill hasta que queden doradas y blandas.

Pincelar una fuente para horno de 15×20  centímetros con aceite y a continuación verter un par de cucharadas de la salsa de tomate, disponer unas fetas de berenjenas formando una capa, a continuación un poco de salsa y queso por encima, repetimos esta operación (berenjena-salsa-queso ) hasta terminar con una última capa de berenjenas a la cual rociaremos con salsa y queso rallado. Llevar a horno precalentado 200 grados por unos 30 minutos.

Esta receta se puede conservar en la heladera en la misma fuente cubierta de film transparente 1 o 2 días. También se puede congelar en porciones y descongelar antes de calentarla.

berenjenasparmesanaporcion

Sugerencia de presentación de las Berenjenas a la parmesana.

loading...