[fusion_builder_container hundred_percent=»no» equal_height_columns=»no» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» parallax_speed=»0.3″ video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» overlay_opacity=»0.5″ border_style=»solid»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ layout=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» center_content=»no» last=»no» min_height=»» hover_type=»none» link=»»][fusion_text]

No dejen de hacer estos muffins o magdalenas super jugosos que además están hechos con harina integral lo cual los hace más saludables. Se pueden comer calientes o fríos.

Ingredientes para 16 muffins aproximadamente:

Manzanas amarillas Golden 2

Azúcar morena 100 gramos + extra para espolvorear

Harina 200 gramos

Harina integral 80 gramos

Polvo de hornear 4 cucharaditas

Canela 1 cucharadita

Huevo 1

Nueces picadas 50 gramos

Aceite de girasol  4 cucharadas

Leche 250ml

Sal una pizca

Jugo de limón una cucharada.

Modo de preparación:

Precalentar el horno a 200 gramos.

Para empezar pelar y cortar las manzanas en cubitos pequeños. Añadir dos cucharadas de azúcar y el jugo de limón. Reservar.

Tamizar las harinas junto al polvo de hornear, sal y la canela.

Batir el huevo en un bol, agregar el aceite y la leche.  A continuación añadir las manzanas y nueces picadas. Verter a la mezcla los ingredientes secos , obtendremos un masa grumosa. Mezclar un poco sin batir.

Rellenar el molde o moldes para muffins.  Esparcir unos granitos de azúcar , para que se caramelicen.

Llevar al horno por 20 a 25 minutos hasta que vemos la superficie de los mismos con aspecto dorado.

Finalmente retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla metálica.

No dejes de probarlos tibios con helado de vainilla y dulce de leche. Es una tentación!

 

 

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]