[fusion_builder_container hundred_percent=»no» equal_height_columns=»no» menu_anchor=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ video_mp4=»» video_webm=»» video_ogv=»» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» video_preview_image=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» margin_top=»» margin_bottom=»» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ layout=»1_1″ spacing=»» center_content=»no» hover_type=»none» link=»» min_height=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»left top» background_repeat=»no-repeat» border_size=»0″ border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» padding=»» dimension_margin=»» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»» last=»no»][fusion_text]

El pan es uno de nuestros alimentos básicos y en muchas otras culturas, hay infinidad de recetas y formas de hacerlos… Esta receta es para que te atrevas a hacer tu propio pan y darle sabor partiendo de una masa básica de pan que por si sola es irresistible ni bien sale del horno.  Animate y sorprendé a tus amigos y familia con estos panes saborizados, te dejo estas ideas pero la verdad es que dan mucho juego y la gran variedad de sabores a la hora de prepararlos es infinita.

[/fusion_text][fusion_imageframe image_id=»13974″ style_type=»none» stylecolor=»» hover_type=»none» bordersize=»» bordercolor=»» borderradius=»» align=»none» lightbox=»no» gallery_id=»» lightbox_image=»» alt=»» link=»» linktarget=»_self» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»»]http://recetasargentinas.net/wp-content/uploads/2017/06/Panes-saborizados-300×225.jpg[/fusion_imageframe][fusion_text]

Ingredientes para 16 panes de 50 gramos aproximadamente

Harina 000 250 gramos

Harina 0000 250 gramos

Azúcar 30 gramos

Levadura fresca 25 gramos o levadura seca 12

Agua 250 ml

Sal 1 cucharadita

Manteca  a temperatura ambiente 50 gramos

Para saborizar nuestra masa:

Queso rallado 2 cucharadas soperas

Cebolla 2 cucharadas soperas ( yo utilicé cebolla crujiente como la que usan para ponerles a los panchos) pero podés usar cebolla fresca o deshidratada también.

Pimentón ahumado 1 cucharadita

Pimentón dulce 1 cucharadita

Ají molido picante una pizca (Acá ya es un poco a gusto del consumidor )

Para pincelar los panes:

Manteca derretida 1 cucharada

Modo de preparación:

Estos panes los podés realizar con amasadora o manualmente.

Manualmente: Colocar en la superficie de trabajo ( mesada , mesa etc) las harinas, realizaremos una corona con un hueco en el centro  e incorporaremos el azúcar, la levadura desgranada y  poco  a poco el  agua para ayudar a que se unan los ingredientes, podemos trabajar con ayuda de cornes. También añadiremos la sal y por último la manteca. Amasar un minuto , obtendremos una masa elástica y homogénea. Dejar descansar al menos media hora.

Con amasadora : Colocar los ingredientes en el orden que están escritos. Amasar un minuto igualmente y dejar reposar media hora aproximadamente.

Degasificar con los dedos la masa cuando esta haya levado el doble y estirar un poco. Dividiremos la masa en cuatro partes. A cada parte le incorporaremos los ingredientes deseados.

Como también los puedes hacer sin sabor y te quedará un pan tipo de viena tierno y esponjoso .

Bollar cada parte con los ingredientes y dejar reposar unos minutitos.

Cortaremos bollitos individuales de aproximadamente 50 gramos ( a mi me salieron 4 bollitos de cada masa saborizada) , bollar bien cada porción de masa y colocar en la placa de horno previamente enmantecada o forrada con papel de horno. Disponerlos con poco espacio de separación entre ellos para que te queden pegaditos ( eso hará que salgan bien tiernitos , esponjosos y húmedos). Nuevamente los dejaremos crecer un poco más.

Hornear a 180 grados unos 15 a 20 minutos.

Antes de finalizar la cocción pincelar la superficie de los mismos con manteca derretida.

Es impresionante el perfume que te queda en la cocina gracias a esta receta.

Los podés disfrutar  como quieras, sirviéndolos solos o acompañados de fiambres, quesos , manteca ,etc etc.

 

 

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]