Estos rollos de canela, son una delicia traída de los países nórdicos, allí los preparan de diferentes formas, con frutos secos, glaseados, rellenos de crema, o chocolate etc, yo opté por realizar la receta tradicional, se pueden realizar por la tarde dejarlos leudar toda la noche en la heladera sacarlos una hora antes de hornearlos y así disfrutarlos en el desayuno.

Ingredientes para 16 rollos aproximadamente:

Masa:
Leche 125 ml
Manteca 100 gramos
Levadura seca 2 cucharaditas
Azúcar blanca 50 gramos
Harina 550 gramos
Sal 1 cucharadita
Huevo 1
Yemas 2

Relleno:
Canela 3 cucharadas
Azúcar morena 100 gramos
Manteca derretida 25 gramos

Para pintar:
Huevo batido 1

Para Glasear :
Agua caliente 3 cucharadas
Azúcar blanca 3 cucharadas


Modo de preparación de la masa:

Calentar la leche con la manteca hasta que se derrita. Dejar enfriar. Añadir la levadura y una cucharada de azúcar. Cubrir 10 minutos hasta observar una especie de espuma.

Colocar la harina en un bol , junto a la sal y el azúcar. Mezclar bien y hacer un hueco . En ese hueco verter la mezcla líquida. Añadir el huevo y yemas batidas. Integrar bien hasta para formar un bollo tierno. Amasar unos minutos , si la masa está muy pegajosa se le puede agregar un poco más de harina. Dejar la masa en un bol grande cubrir y dejar reposar hasta que crezca el doble.

Preparar el relleno mezclando la canela y el azúcar en un bol pequeño.

Cuando la masa haya aumentado su volumen, golpearla para quitar el gas de la masa sobre la superficie enharinada.

Extender la masa con ayuda de palo de amasar formando un rectángulo de 30 x 40 aproximadamente. Pincelar la superficie con la manteca derretida.

Esparcir la mezcla de  azúcar y canela dejando un borde de un centímetro del lado más largo ( 40 cms), en este sitio pincelaremos con huevo batido.

Presionar suavemente el relleno para que la mezcla se quede bien pegada a la masa.

Enrollar la masa sin apretarla hasta el margen de izquierda a derecha .

Con un cuchillo bien afilado cortar las piezas de más o menos un centímetro y medio de espesor.

Forrar la base de un molde de 30 centímetros de diámetro con papel de horno. Disponer  los rollos cubriendo todo el molde. Cubrir con film o paño para que la masa vuelva a crecer ( al menos el doble)

Precalentar el horno a 180 grados.

Pincelar los rollos de canela con el huevo batido.

Hornear de 25 a 35 minutos dependiendo de la potencia de nuestro horno.

En un vaso colocar las cucharadas de azúcar , añadir el agua caliente y remover hasta que se disuelve bien.

Una vez horneados los rollos  retirar del horno, y barnizar  con la mezcla de agua y azúcar.

Antes de poner a enfriar espolvorear con una mezcla de azúcar blanca y media cucharadita de  canela.

loading...