empanadas-gallega
Esta empanada gallega es sinónimo de Semana Santa, ya que es un plato que usualmente preparamos mucho en esas fechas así como también en verano para una comida o cena ligera y fresca.
La empanada gallega básicamente es un plato típico de toda la región de Galicia así como de muchas regiones de España, traída por los inmigrantes a nuestro país, y hoy en día adaptada a nuestra gastronomía. Esta es mi versión de la misma, aunque cada uno siempre le pone su toque personal.

Ingredientes:

Masa

500 gramos de harina
25 gramos de levadura fresca
12 cucharadas soperas de aceite de girasol
1 cucharadita de sal
200 ml de agua tibia.

Relleno

Aceite de oliva 5 o 6 cucharadas
Cebollas 300 gramos
Pimiento rojo 150 gramos
Pimiento verde 150 gramos
Salsa de tomate triturado 200 gramos
Azúcar 1 cucharadita
Sal 1 cucharadita
Atún en conserva, aceite o agua 300 gramos.
Huevos duros 1 o 2
Yema para pintar la masa 1

Modo de Preparación:

Masa
Colocar la harina, la sal y la levadura sobre la mesa o la mesada de la cocina en forma de volcán, agregar el aceite de girasol y mezclar hasta lograr una masa arenosa.
Hacer de nuevo un volcán con la masa e incorporar el agua necesaria hasta unir la masa y conseguir que no se pegue en la mesa.
Amasar unos minutos , alisar y dejar que reposar la masa,tapándola con un trapo de cocina durante una hora o hasta que haya doblado su volúmen.
Dividir la masa en dos partes, estirar con un palote cada una de las partes y forrar la base de un molde para tartas con una de estas mitades.
Relleno:
En una sartén calentamos el aceite y rehogamos las cebollas cortadas en cubitos al igual que el pimiento verde y el pimiento rojo. Sofreír unos minutos y agregar el tomate triturado, la sal y el azúcar. Continuar la cocción unos 10 minutos. Apagar el fuego y dejar enfríar.

Escurrir el atún. Reservar.

Una vez frío el relleno, mezclar con el atún escurrrido y los huevos duros picados.
Esparcir el relleno obtenido sobre la masa estirada en el molde y tapamos con la otra porción de masa estirada. Presionar los bordes y hacer el repulgue.
Pintar con huevo batido la superficie de la empanada gallega y cocinar en horno a 180º C durante 30 minutos aproximadamente.
Se puede servir tibia o fría.